BERRINCHES... ¿COMO MANEJARLOS?

¿QUE ES UN BERRINCHE?
Tal como lo concibo, es una emoción incomoda que nos invade, sin que nos hayamos dado cuenta. Cuando quieres acordar, ya estas mal... Generalmente, tenemos más de una emoción invadiéndonos.

HAY TRES PASOS PARA MANEJAR UN BERRINCHE:

1 – Darme cuenta
2 – Permitírmelo
3 – Preguntarme: ¿hasta cuando?


1 – DARME CUENTA: es detectar que he perdido mi equilibrio y que ya no me estoy sintiendo bien... Generalmente, nuestro cuerpo da cuenta de ello con opresión en el pecho, ansiedad, nerviosismo, sensación de vacío en el estomago, tensión, contracturas, dolor o molestias abdominales, y falta de asertividad en nuestras respuestas ante las situaciones o demás personas, etc.

También tengo que saber que emociones me han invadido: rabia, enfado, ira, pena, tristeza, angustia, dolor, culpa, miedo, preocupación, impotencia, frustración, etc. Ya que no todas se viven y transitan de la misma manera.
Ahora, detente, obsérvate, siente tu cuerpo y responde: como te sientes?, que emociones son las que han aflorado?, es una sola o mas de una?...

Una vez detectado el berrinche, te sugiero que te lo permitas con la finalidad de transmutarlo. Paso 2.


2 – PERMITIRMELO: es darme permiso para sentir las emociones que llevo dentro, atravesarlas y transmutarlas, o sea, cambiarlas por otras más sanas y placenteras. Las liberas y te liberas


Imagina: cuando comenzamos a almacenar nuestras emociones (las bloqueamos), ponemos a "los castores" a trabajar (son nuestras defensas, muchas veces obsoletas), creando un dique que impide el fluir de nuestras emociones. Esto hace que el "agua" (nuestras emociones), se estanque y con el tiempo se  deteriore... transformándose en un pantano.




La forma correcta de permitirme un Berrinche es comenzar a sacar estos palos (los impedimentos que hemos puesto para conectar con lo que sentimos y/o pensamos) uno a uno, para que el agua comience nuevamente a circular y fluir.

Es muy importante que recuerdes esta consigna:
SIN HACER DAÑO A OTROS Y SIN HACERME DAÑO A MI MISMO, NI VERBAL, NI FISICO...

También es importante la INTENSION. Cuando paso a realizar alguna de las siguientes acciones, la intensión debe ser dejar ir el estado que me esta agobiando, liberarme de el...

Ejemplos:

• Romper cosas (que no tengan valor), libros o revistas o periódicos viejos o guias telefonicas antiguas, etc. 

• Golpear cojines, almohadas, el colchon o el sofa (cosas blandas)

• Insultar mientras rompo o doy golpes.

• Gritar, va bien si tienes coche, ir a dar una vuelta o sencillamente meterte dentro de el en el parking y alli gritar hasta quedarte a gusto, o en tu habitación (sobre una almohada).
   
• Salir. A correr o a caminar. Dejar de estar expuesto a la situación o persona que me mantiene en el berrinche.

• Bailar.

• Dibujar, pintar, hacer rayas y formas en diversos colores.

• Escribir sobre lo que me esta pasando, lo que estoy sintiendo.

• Cortar hojas.

• Pintar mandalas.




NO TE PONGAS EXCUSAS 

Tomate algún momento para ti. Asegúrate de que nadie te va a molestar durante un rato (el que necesites) y ponte manos a la obra.


3 – HASTA CUANDO?: esta pregunta te la has de hacer cuando te has dado cuenta de que tienes un Berrinche. Y te das un plazo razonable para estar en ese estado de invasión emocional, contemplando que hasta que no te permitas el Berinche (sentir tus emociones y atenderlas), este no se ira... 
Eso si!, cuando llegue el plazo que te has puesto, debes parar completamente toda rumiación mental al respecto y pasar a otra cosa.- 

Es la mejor forma de reeducar tu mente. Tu coges las riendas de ti, de tu vida, de tus emociones y de tu mente. Tu mandas. Tu eliges y Tu decides.

Si comienzas a manejar tus emociones de esta forma, ten por seguro que dejaras de colocar gotas en el vaso que luego suelen desbordarse por cualquier cosa ínfima, que no viene a cuento. Y que tan mal nos hace sentir...

Dale a tus emociones la escucha, el tiempo y el espacio que necesitan para ser liberadas. De esta forma conseguirás estar emocionalmente en equilibrio siempre.

Para finalizar, me gustaría sugerirte que sientas, que necesitas ahora que ya has sacado parte o toda la carga emocional que llevabas..., un abrazo?, un mimo?, una melodía agradable?, unas risas? pues ve a por ello. Termina siempre en positivo. Coge una almohada o cojin y abrazalo, el cojin eres Tu mismo/a. Dite las cosas bonitas que te mereces, pasa un rato agradable contigo, disfrútalo. Es momento de conectar con el amor a ti mismo/a. Te lo mereces, has hecho un gran trabajo.



Por Lic. Mónica Damboriano

2 comentarios:

  1. Acertaste de pleno, recomendándomelo. Gracias, eres maravillosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada linda y gracias por tu interés en estos temas. Que seas feliz, A ESO HAS VENIDO ;)

      Eliminar

Es Bienvenida tu opinion... y gracias por estar ahi.