TU CASA, TU COCHE, TU MASCOTA, TU ORDENADOR, TU ROPA: REFLEJOS DE TU EQUILIBRIO

¿En qué consisten los barómetros del Equilibrio?

Son signos externos creados por nosotros mísmos, para ayudarnos a entender cómo está nuestro equilibrio.

Tantas personas están hoy en día fuera de equilibrio... con su masculino y femenino, o fuera de equilibrio con su luz y oscuridad, con su abundancia y su escacez financiera. Cuando juntamos estos desequilibrios aparece el caos y la confusión, generando entumesimiento espiritual y bloqueos en diversas áreas de nuestras vidas. 

Hay signos en nuestras vidas todos los días – barómetros de tu propio equilibrio – y es bueno prestar atención a éstas. Para ayudarnos a entender si estamos permaneciendo en equilibrio o si estamos siendo arrastrados fuera de él.

Los barómetros del equilibrio incluyen tu coche.

Tu coche es una extensión de ti. Es, un aspecto de ti, es una extensión tuya. ¿Estimas a tu coche? ¿Tienes un nombre para él?  ¿Tu deseo es tener un coche mejor? ¿Permanece tu coche bastante limpio, inclusive si no tienes que llevarlo a lavar y a limpiar realmente seguido? ¿Ronronea tu coche cuando vas por la calle o se ahoga y "se queja"?.

Si tu coche está haciendo ruidos raros; si tu coche tiene problemas eléctricos extraños que sencillamente parece que no se puede descubrir la causa central; si tu coche está consumiendo más aceite de lo que debiera; si el gasto de gasolina de repente ha dado un bajón; si tu coche está jalando para la izquierda o jalando para la derecha; si los limpiaparabrisas no funcionan; si las luces parpadean extrañamente; si cualquier otro de estos fenómenos está ocurriendo con tu coche, es tiempo de echar un vistazo a tu propio equilibrio. Tu coche es un maravilloso indicador de ti mismo y particularmente de tu biología, pero también de tu mente y tu espíritu.

Tu coche solamente te está devolviendo una señal de que hay algo que necesita atención. ¿Se enciende el mecanismo de las luces? ¿Se encienden las luces de freno?. Todas estas cosas son muy, muy simples y simbólicas, diciéndote algo acerca de tí mismo. Es uno de los barómetros del equilibrio. 
 
Otro barómetro del equilibrio es tu ordenador

Pasamos mucho tiempo delante de nuestros ordenadores.
Observa lo que suele ocurrir con tu ordenador. ¿Se bloquea con facilidad? ¿Va muy lento? ¿Brilla intermitentemente el encendido y apagado? ¿Se congela? ¿Es muy lenta para abrir aplicaciones? ¿Te juega malas pasadas?. Tu computadora es un barómetro, particularmente de tu mente, de que algo está fuera de equilibrio.

Has tratado de correr antivirus y/o de vaciar contenidos de tu disco duro. Quizás, es tiempo de mirarte a tí mismo. Hay algo adentro... estás acarreando demasiado en tu mente. Aún estás preocupado acerca de todos estos archivos, en otras palabras, tu pasado. Tu computadora es un aspecto de ti. Es parte de ti.

Hay varias cosas que puedes hacer. Primero que nada, regresa al equilibrio con tu cuerpo, mente y espíritu.

Otra cosa que puedes hacer es actualizar tu propia conciencia. Eso podría significar que es tiempo de adquirir un nuevo ordenador, un nuevo programa software. Pero cuando lo hagas, ¡no arrastres todas las cosas de tu viejo ordenador al nuevo! Utiliza sólo los archivos, sólo las partes del pasado de las que en verdad puedan serte de utilidad. Tu computadora es un aspecto de ti. Si está funcionando mal, écha una mirada en tu interior.
 
Otra cosa que es un aspecto de ti mismo y de cómo estás, es tu ropa

Es un barómetro interesante de tu propia valía y cómo te sientes respecto a ti mismo. ¿Has tenido alguna vez uno de esos días donde te pones algo y sencillamente no te sientes bien? A tal grado que te cambias. Te pones alguna otra cosa, y sencillamente no te sientes bien. Y luego te pones crítico/a acerca de tu cuerpo o acerca de tu peso. Te pones crítico de lo que se te ve bien y lo que no. Y estás de pie frente al espejo, frustrado, y en ocasiones pasas por ocho conjuntos de atuendos. Y finalmente regresas a lo que habías escogido en primer lugar y todavía no te sientes bien.

Este es un barómetro o una indicación – tus ropas, ellas son un aspecto de ti – a las que necesitas echarle una mirada al equilibrar tu valía, equilibrando esa parte de tí mismo que te respeta. Tus ropas son sensibles, ámate a tí mismo y tùs prendas van a sentarte como un traje italiano. Tus prendas, cómo ajustan... ¿hay agujeros en ellas o la cremallera no está funcionando correctamente o los botones se están cayendo? Todos ellos son barómetros del equilibrio en tu vida.


Estos aspectos más cercanos a ti, están tratando de decirte que te organices. A propósito, también es tiempo de comprar alguna ropa nueva. Cuando sales y compras alguna ropa nueva, un nuevo tú, ello hace una declaración para tí mismo de que estás cambiando, de que estás amándote, de que estás dispuesto a invertir en tí.

Otro barómetro del equilibrio es tu casa.

Hay una parte muy física o mecánica de tu casa: sistemas de plomería y calefacción, sistemas eléctricos. ¿Cómo están funcionando? Ellos están ahí para servirte. Están ahí para mantenerte caliente ¿Están funcionando como una seda o siempre hay algo mal? La casa – tu casa, tu piso, es un aspecto muy importante de ti. Tomate un momento para caminar por ella.

¿Cómo te sientes respecto a tu casa? ¿Piensas que es sólo algún lugar temporal? ¿Es un desorden? ¿Tienes platos por todas partes, cosas rotas que no estás atendiendo? ¿Es oscura o está bien iluminada? ¿Cómo es tu casa? Es un reflejo de ti. Quizá es uno de los aspectos más cercanos a ti. Tu casa es tu mismo y está tratando de decirte cuando las cosas están fuera de equilibrio.

Cada una de las cosas que está o podría ir mal en la casa te está diciendo algo. Si hay un problema de plomería tiene que ver con tu propio flujo. ¿Está tu plomería rota, agujereada, tiene escapes?. Todas estas cosas son barómetros de tu propio equilibrio. Escucha y observa.


Y luego otro barómetro del equilibrio, quizá el más íntimo de todos, es tu mascota: gatos, perros, peces de colores, etc.

Observa cómo está actuando. ¿Está temeroso y asustadizo? ¿Son lentas y perezosas? ¿No está comiendo? ¿O es amistosa? ¿Es feliz? ¿Hace ejercicio? ¿Es juguetona?. Tu mascota es una extensión de ti, un aspecto de ti. Ciertamente son seres biológicos, pero asumen mucha de la energía que tu emanas.

Al ser consciente de estas muy simples cosas, te están diciendo dónde estás, cómo te está yendo. Si necesitas tomar un momento para hacer algún descanso, etc.


Realmente es muy fácil. Todo en tu vida, todo en tu cuerpo, en tu mente, todo lo que está en tu vida en verdad está ahí para servirte.


Solamente tomate un momento para estar y ser Aquí y Ahora.


Haz unas cuantas respiraciones profundas y da permiso para realinearte, reequilibrarte y rejuvenecer y luego simplemente deja que suceda. 

Toma una respiración profunda y permite que todos los circuitos de tu mente se restablezcan, se vuelvan a cargar y se reequilibren.

Toma una respiración profunda y deja que tu cuerpo se reequilibre.

Toma una respiración profunda y permite que tus emociones se reequilibren. Es así de simple, así de fácil.

Solamente da permiso para que cada parte de tí se reequilibre y luego permite que suceda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Es Bienvenida tu opinion... y gracias por estar ahi.