HOOPONOPONO LO SIENTO TE AMO PERDON GRACIAS

amor-2
Me gustaría compartir con Uds. una técnica de sanación que llego a mi hace algunos años y que sin ninguna duda ha significado un antes y un después en mi vida personal, ayudando a entender la realidad y mi responsabilidad sobre mi propia vida y todo aquello que acontece en ella.

Estoy hablando de Ho’oponopono  que en hawaiano, Hoo significa CAUSA y Ponopono significa PERFECCIÓN. A través de esta técnica, tenemos la capacidad de hacer lo correcto a nuestro propio Ser. También podríamos decir “ corregir el error”

Se trata de un sistema que nos permite limpiar nuestras creencias ubicadas en nuestro subconsciente. Los antiguos chamanes de Hawaii lo utilizaban para corregir sus problemas familiares. Se trata realmente de un método muy sencillo pero eficaz para cambiar nuestros pensamientos limitantes. Nuestro Universo es creado por nuestros pensamientos todo lo que vemos es lo que pensamos.

  “Lo siento, perdón, te amo, gracias”

Cuando decimos LO SIENTO, estamos reconociendo aquello que penetro en nosotros, comenzamos a hacernos cargo de la situación.

Al decir PERDON comenzamos el proceso de trasmutación, pedimos a nuestra divinidad que libere todo aquello, generando el vacio transformador.

Diciendo TE AMO estamos llenando ese vacío con la más pura energía divina  creadora, trasmutando y fluyendo hacia la unidad con la creación y la divinidad.

Al expresar nuestra gratitud GRACIAS, estamos poniendo de manifiesto nuestra FE, entregando la absoluta confianza en la fuerza divina de que todo será resuelto para el bien de todos los involucrados.

En este punto hago una salvedad, nuestro intelecto no debe esperar resultado alguno, que obre de tal o cual manera ya que solo tiene la capacidad para manejar los problemas y no para resolverlos. Estamos entregando a Dios esta situación o problema para que el llene de la más pura luz, purificando la raíz del tema cualquiera fuere.
Por Adriana Tantardini


Dice el Dr. Len:
"Con el Ho’oponopono estamos asumiendo la responsabilidad por las memorias en común que compartimos con otras personas. El intelecto no tiene la capacidad de asimilar y valorar toda la información que se presenta en relación a cualquier problema, por tanto no sabemos lo que realmente está sucediendo en momento alguno."

Cuando decimos a la Divinidad Si hay algo en sucediendo que está haciendo vivir a las personas de un determinado modo, yo quiero liberar esas cosas”, al soltarse esas cosas, cambiamos nuestro mundo interno, y esto en contrapartida hace que el mundo entero cambie.

Ser 100% responsables es un camino difícil de andar, porque el intelecto es muy insistente. Cuando un problema nos aparece, el intelecto siempre busca a alguien o alguna cosa para culpar. Nosotros seguimos buscando ahí fuera (de nosotros) el origen de nuestros problemas. No percibimos que el origen está siempre dentro de nosotros”.

La profesora del Dr. Len, Morrnah Simeona, enseñaba que “Nosotros estamos aquí solamente para traer paz a nuestra propia vida, y si traemos paz a nuestra propia vida, todo a nuestro alrededor encuentra su propio lugar, su propio ritmo y paz”, y eso es todo lo que es el Ho’oponopono.

Estoy convencida que todo aquello que experimentamos es atraído por nosotros, que las personas o acontecimientos de la vida son un espejo que nos devuelve una parte nuestra que debe sanar, no hay nada librado al azar y todo el universo esta en un orden perfecto, cuando puedo reconocer al otro como parte de mi  y parte de la totalidad, es el momento de ser responsable de esto, liberando y limpiando mi memoria celular que atraen hacia mi estas experiencias. Cuando experimentamos a otras personas como problemas debo preguntarme. ¿Que está ocurriendo en mi que experimento esto?

Generalmente queremos que las cosas cambien, queremos que nuestra economía cambie, que nuestro trabajo cambie, que nuestro gobiernos cambien, que los cambios sean de afuera hacia adentro, cuando en realidad el cambio debe comenzar por nosotros. SOMOS RESPONSABLES ABSOLUTOS DE NUESTRA VIDA Y DE TODO LO QUE ACONTECE EN ELLA.

Los verdaderos cambios los generamos desde nuestro interior, sanándonos desde nosotros, dando paso a la divinidad. A que remueva y limpie nuestras memorias, nuestros sentimientos, nuestra manera finita de ver la realidad. Al practicar Ho’oponopono lo que estamos haciendo es limpiar, para que todo a nuestro alrededor vuelva a la normalidad y asumiendo la total responsabilidad sobre nosotros.

Los invito a que lo pongan en práctica, no necesitan de nada ni de nadie solo de Uds. mismos, no importa el orden de las palabras, solo la vasta convicción de que Dios está obrando y llenando de luz y amor todo aquello.

En la medida que decretes humildad, respeto, gratitud y amor a cuanto te rodee, la frecuencia de vibración externa siempre será mucho más amable y gratificante para tu ser.

DE ESTO HABLO CUANDO DIGO...

      “LO SIENTO  -  PERDON  – TE AMO – GRACIAS”


“Divino Creador Padre, Madre e hijo todos uno, te pido perdón si yo, mi familia, mis parientes y o mis antepasados, te hemos ofendido a ti, tu familia, tus parientes o antepasados en pensamientos, palabras, actitudes o acciones, desde el comienzo de la creación de mi alma hasta el presente. Nosotros rogamos tu perdón. Permite que esto se limpie, purifique y libere, corte todos los recuerdos, bloqueos, energías y vibraciones negativas, transmutando estas energías indeseables, en pura luz. Y así está hecho.”

TE AMO, GRACIAS

Ho’ponopono es una técnica de sanación descubierta por el Dr. Leen (Ihaleakala Hew Len), basada en la tradición y creencias hawaianas. Este doctor fue capaz de curar un pabellón entero de pacientes criminales desequilibrados mentales sin siquiera ver a ninguno de ellos.

El psicólogo estudiaba la ficha del preso y, enseguida, miraba hacia su interior con el fin de ver como él había creado la enfermedad de esa persona. A medida que él mejoraba, el paciente también mejoraba.

Ho’oponopono significa “corregir un error” o “hacer lo correcto” y es una práctica que se realizaba desde hace mucho por la Tradición Huna.