EL PENSAMIENTO CREADOR Y LA PRESEVERANCIA

La energía por si misma no es nada. Necesita, indefectiblemente, de algo que la dirija, de algo que le diga "ahora conviertete en esto o aquello". Sabiendo que todo es la misma energía, no le resulta dificil, recibiendo la orden previamente, transformarse en eso que se le dijo que fuera, por que su pontencial es ilimitada.


Pues bien, ese algo es el pensamiento.



Si la energía por si misma no se puede transformar en nada y necesita siempre de un pensamiento para convertirse en materia, sonido luz o cualquiera otra frecuencia, podemos concluir que "siempre hay un pensamiento previo para todo lo creado".


Todo aquello que busquemos a nuestro alrededor, todo aquello donde se posen nuestros ojos, ha tenido un pensamiento previo que lo creo, que dirigió la energía necesaria para que eso estuviera ahi.

Una de las leyes básicas en el desarrollo y en el desenvolvimiento espiritual está dada en las palabras: "como el hombre piensa, así es Él". A medida que el hombre cambia sus deseos, así cambia El, a medida que traslada su conciencia de un objetivo a otro, asi se transforma El.

Cambia tu forma de pensar y cambiará tu naturaleza.

No existe nada concreto que no haya sido creado a través de un pensamiento. Pero hay algo mas, y es que ese pensamiento que creo la imagen de algo, se tuvo que sostener en el tiempo: PERSEVERANCIA.

Veamos un ejemplo: Tomas Edison encontro el filamento de tungsteno de la lampara incandesente en el numero de prueba cercano al mil. Es decir que antes de probar el filamento probo mas de novecientos filamentos distintos. ¿Se desanimo?... Nunca, insistió una vez y otra y otra y otra, hasta que llego al tungsteno. ¿A quien se le puede ocurrir hacer un filamento? ¡Solo a alguien que ya hizo novecientas pruebas con cosas mas comunes y simples!.

Pero el punto que quiero transmitir es que la lampara incandesente existe hoy por que alguien penso eso y mantuvo su pensamiento ciento de veces sin desanimarse hasta que lo consiguio.

"Para crear, el mismo pensamiento debe sostenerse el tiempo necesario para ello."


Siembra un pensamiento y cosecharas una accion.
Siembra una accion y cosecharas un habito.
Siembra un habito y cosecharas un caracter.
Siembra un caracter y cosecharas un destino.

Material extraido del libro: "El poder de cambiar de Dr. Rogelio D`Ovidio




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Es Bienvenida tu opinion... y gracias por estar ahi.