REDUCE EL CONSUMO DIARIO DE NOTICIAS




"El consumo excesivo de noticias y de información está en la raíz de muchas de nuestras preocupaciones", según Phap Luu y Phap Lieu, dos monjes budistas zen que han visitado Barcelona para preparar el viaje de su maestro, el monje Thich Nhat Hanh, que vendrá a España el 26 de abril.

El budismo zen, muy presente en Japón, Corea, Vietnam y China, considera que la conciencia humana "está formada por un conjunto de semillas que representan cada uno de los estados emocionales -ira, paz, amor, alegría, felicidad...-" y que los hábitos y comportamientos de las personas las riegan. 

En una entrevista con Efe, los monjes han afirmado que "no es lo mismo comer a base de chorizo y de panceta que vivir a base de una dieta menos calórica, con menos grasas y azúcares artificiales. El cuerpo te lo agradece con el beneficio de la salud y el bienestar corporal". 

Trasladando esta lógica al consumo informativo, han explicado que "la proliferación de malas noticias crea un efecto adverso en el lector y puede regar una semilla de desesperanza y tristeza". 

Phap Luu, de origen vietnamita, y Phap Lieu, nacido en EEUU, han recordado la necesidad de "ser conscientes de cómo se seleccionan y se transmiten las noticias; está claro que no suelen abundar las de calado optimista... y las hay". 

"No se trata de esconder la cabeza como un avestruz, sino de dar instrumentos para construir un mundo diferente, una visión alternativa, y la prensa puede contribuir sobremanera en este empeño", han sentenciado los religiosos. 

Su maestro, Thich Nhat Hanh, nacido en 1926 en Vietnam, fue un militante para la paz durante la guerra que sufrió su país entre 1954 y 1975, y es actualmente "una de las figuras más reconocidas del budismo y de mayor arraigo en el mundo occidental". 

Fundó una escuela de trabajadores sociales para ayudar a las zonas remotas y educar a los campesinos vietnamitas en la filosofía zen, y les enseñó cómo construir escuelas y a mejorar su salud. 

Su tarea se interrumpió en 1975 cuando se acabó la guerra y los comunistas ocuparon el sur del Vietnam. Después de un viaje a América en 1966 el gobierno vietnamita le prohibió su vuelta al país y, después de 39 años de exilio en Francia, donde fundó el mayor centro budista zen, Plum Village, cerca de Burdeos, pudo volver a visitar Vietnam en 2005.

Oriol Nierga Llandrich (Agencia EFE)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Es Bienvenida tu opinion... y gracias por estar ahi.